Perfiles

Perfiles

Filtros

Tipo
Filtros
Ordenar por:
Tipo

7 productos

Redondo Calibrado h9 A-304 Barra 2 Metros
Precio de ofertaDesde 4,33€
Barra de Ángulo Mate A-304 Laminado en Caliente
Perfil "U" Pulido A-304 Alto Brillo
Precio de ofertaDesde 5,29€
Barra de Pletina Mate A-304 Laminado en Caliente
Redondo Calibrado Repulido A-316 Alto Brillo
Precio de ofertaDesde 7,09€
Angulo Pulido A-304  Alto Brillo
Precio de ofertaDesde 6,63€
Cuadrado Estirado A-316 20 mm
Precio de oferta52,58€

Perfiles de acero inoxidable a304 y a316

Los perfiles de acero son los más usados en la industria a la hora de hacer barandillas y rejas, ya la mayor parte de estas no están hechas por una máquina, sino que los profesionales las realizan siguiendo las especificaciones de los clientes.

Para ello, suelen emplear diferentes perfiles de acero inoxidable, pues son los que mejor resisten el paso del tiempo tanto en los interiores como, sobre todo, en los exteriores en el caso de las rejas, especialmente, si se les da un tratamiento adecuado.

Barra de ángulo mate

Es la barra más cara, y está hecha de acero inoxidable de calidad A-304, por lo que se trata de uno de los perfiles de acero más resistentes a la corrosión del mercado, algo que se consigue gracias a la aleación de la que está hecho.

En concreto, tiene hierro, manganeso, silicio, carbono, fósforo, sulfuro y un 18 % de cromo, lo que hace que sea muy difícil que se oxide. Además, es uno de los mejores materiales a la hora de soldarlo, por lo que los profesionales lo aprecian bastante.

Barra de pletina mate

Del mismo acero que la barra de ángulo, y con un precio muy inferior, tenemos la barra de pletina mate, que puede servir a la hora de hacer barandillas y también rejas, quizá es más adecuada para las primeras.

Es ideal en aquellas situaciones en las que el acero no se va a dejar a la vista, sino que se le va a dar un tratamiento para protegerlo y no tiene sentido que brille o que destaque.

Redondo calibrado

Se trata de una barra de acero inoxidable maciza con diámetros que van desde los 8 a los 12 mm y que se venden en trozos de dos metros de largo.

Es uno de los mejores aceros para hacer rejas, ya que se trata de una barra maciza que las dota de una resistencia enorme, aunque habrá que tener cuidado con el peso en los diámetros mayores.

Se pueden realizar barandillas con un aspecto actual y contemporáneo, tanto dejándola así como dándole un tratamiento de pintura.

Ángulo pulido

Cuando queremos poner las barandillas al aire libre sin tratamiento, este ángulo pulido no tiene rival, puesto que resiste a la corrosión y la oxidación gracias al alto contenido en níquel, que también le da su brillo característico.

Eso sí, no conviene escogerlo si vivimos en un ambiente de costa, pues la sal es tan agresiva que no tardará en ir apagando su acabado, haciendo que incluso se corroa o se oxide con el tiempo.

Gracias al brillo, podemos ahorrarnos el tratamiento, por lo que solo hay que darle forma a la barandilla e instalarla, despreocupándonos de las imprimaciones, los diferentes tonos de pintura, etc.

Perfil pulido

Es muy similar al ángulo pulido con forma de U y posee las mismas aplicaciones en la fabricación de barandillas, aunque quizá en este caso es más sencillo hacerlas por la forma que posee.

De hecho, se puede instalar tal cual para poner una barandilla brillante que llame la atención de todo aquel que la vea, pues su aspecto no pasa desapercibido.

Este brillo no solo es estético, sino que al tener la superficie pulida consigue que no haya huecos en los que se puede asentar el óxido y la corrosión, que aquí no tienen cabida.

Como pasa con el ángulo pulido, no hay problemas en usarlo en cualquier parte siempre que se eviten los sitios de costa por la sal, que termina por estropear todos los metales antes o después.

Barra redonda maciza

Otra barra maciza, pero en esta ocasión de acero inoxidable brillante y que tiene algo que la hace distinta al resto de los perfiles que hemos visto hasta ahora.

Todos los productos anteriores tenían un acero A-314, mientras que esta barra es de acero A-316, lo cual le otorga una característica que no tiene el 314 y es que aguanta perfectamente la corrosión de los ambientes salinos.

El responsable de esta cualidad tan interesante es el molibdeno, por lo que la barra se puede emplear a la hora de fabricar rejas o barandillas en la costa sin temor a que se corroa o se oxide.

Esto consigue no solo que se dediquen a la construcción en las viviendas, sino que este tipo de barras sean muy apreciadas en la industria y que se empleen en los barcos que pasan su vida en el mar, puesto que es un acero ideal para estos casos.

 

Existen muchos perfiles de acero distintos, cada uno con unas características y un precio que los hacen mejores para un trabajo en concreto. En nuestra tienda, puedes encontrarlos mate o brillantes, y con diferentes tipos de aleación que consiguen que sean más o menos resistentes a la corrosión salina; una de las peores corrosiones que existen.