Compresor de aire: usos, funcionamiento y ventajas

Las máquinas de aire comprimido son cada vez más comunes para llevar a cabo labores domésticas e industriales, puesto que se trata de una herramienta que destaca por su versatilidad y efectividad en distintas actividades. No obstante, hay personas que aún no saben qué es un compresor de aire y para qué sirve, privándose así de un compendio de ventajas que pueden sacar de esta herramienta.

Tal y como es nuestra costumbre, nuestro objetivo va más allá de colocar a tu disposición los mejores equipos para la industria, nos hemos propuesto también compartir nuestra experiencia en el sector de maquinaria industrial. En esta ocasión, hemos elaborado un post que contiene todo lo que tienes que saber sobre el funcionamiento de los compresores de aire.

¿Qué es un compresor de aire y para qué sirve?

Es una máquina que ha sido diseñada para recoger el aire de su entorno exterior para luego comprimirlo y expulsarlo con mayor potencia. El aire comprimido es liberado a través de alta presión, por lo que su energía se puede usar para darle asistencia a otras herramientas neumáticas, limpiar superficies o inflar.

La energía que se obtiene con aire comprimido es similar a la de un motor eléctrico, razón por la cual en muchas ocasiones se suele sustituir, ya que la energía de las compresoras de aire resultas más económicas y seguras, puesto que se trata de una tecnología más sencilla.

¿Para qué sirve un compresor de aire? Bueno, como ya hemos adelantado, estamos ante una máquina cuya principal característica es la versatilidad para ser usada con distintas funciones. En el ámbito doméstico es ideal para tareas asociadas con el bricolaje como pintura o barnizado, para proveer de aire al inflar ruedas, para limpiar a través del método de presión o como fuente de energía para las clavadoras.

En el caso de los compresores de aire comprimido industriales, su uso alcanzan muchos tipos de operaciones, son usadas en los sistemas de elevación y refrigeración que son utilizados en distintos ámbitos como talleres, laboratorios, clínicas dentales, empresas de construcción, parques recreativos, la industria del cine y hasta en labores relacionadas específicamente con la industria petrolera.

¿Cómo funciona un compresor de aire?

Visto de cerca la tecnología que rige el funcionamiento de estas herramientas eléctricas es bastante sencillo: recoger el aire del ambiente, comprimirlo y luego expulsarlo con fuerza. En este proceso intervienen tres operaciones claves:

  1. Aspiración del aire a través de un filtro: el cual lo lleva a un tanque de depósito llamado calderín.
  2. Compresión a través de diversos mecanismos (depende del tipo de compresor): una vez en el calderín un pistón, tornillo o espiral se activa para ejercer fuerza mecánica al aire acumulado.
  3. Expulsión del aire a través de un presostato: es la parte final del mecanismo que permite la liberación del aire comprimido con la fuerza que se requiera, pudiéndose controlar mediante un manómetro.

Compresor de aire para que sirve

¿Cómo utilizar un compresor de aire?

Para obtener un funcionamiento de compresor de aire adecuado es necesario seguir los pasos recomendados para su manipulación. Los podemos resumir en 5 pasos:

  • Verifica la cantidad de aceite (en el caso de que uses un compresor que funciones con aceite en la bomba).
  • Conecta la manguera: un extremo debe ir en la válvula de regulación y el otro a la herramienta eléctrica.
  • Enciende el compresor: haciendo uso del implemento de seguridad laboral como gafas, conecta el cable de alimentación eléctrica a la fuente y gira el interruptor. Cuando la aguja del manómetro se detenga eso significa que el nivel de presión es el adecuado y la máquina está lista para usarse. Ajusta el nivel de presión de acuerdo a PSI que se necesite.
  • Opera la herramienta.
  • Apaga el compresor: antes del apagado es conveniente abrir la válvula de drenaje para que el aire elimine la humedad acumulada. Apaga la máquina y espera que toda la presión haya salido antes de retirar la manguera.

Tipos de compresores

Las casas fabricantes han diversificado el diseño y fabricación haciendo uso de distintos métodos para comprimir el aire, por esta razón existe en el mercado una gama menos amplia de compresores de aire que se adapta a la potencia que cada actividad requiera. Existen dos grades tipos de máquinas compresoras de aire: compresores de desplazamiento positivo y compresores dinámicos.

Los compresores de desplazamiento positivo basan su funcionamiento en reducir el tamaño del tanque depósito para de esta manera comprimir el aire. Para ello se sigue una ley de la física: al disminuir el volumen la presión aumenta. Entre los modelos de compresores que funcionan de esta manera tenemos: los compresores de tornillos, los compresores de pistón, los compresores de paletas y los compresores scroll.

Por otra parte, los compresores de aire dinámicos fundamentan su funcionamiento interno en la tecnología de aceleración molecular. A diferencia de la máquina de desplazamiento que trabaja cuya característica es el flujo constante de aire, el compresor dinámico se caracteriza por la presión constante. La clave está en conseguir un movimiento radial del aire que se convierte en energía cinética. Existen dos modelos en este grupo: los compresores centrífugos y los compresores axiales.

Compresor de pistón y compresor de tornillo ¿En qué se diferencian?

Los de pistón y de tornillo son los compresores de aire más demandados, por lo que es conveniente esclarecer las dudas que existen de acuerdo a los aspectos que distinguen una máquina de otra.

La primera diferencia que existe entre ellos es que las compresoras de pistón son las recomendadas para trabajos domésticos, mientras que las de tornillo son indicadas para trabajos industriales que tienen una mayor exigencia de presión. No obstante, existe un interesante debate acerca de cuál de los dos es mejor.

El aspecto principal que marca las diferencias es el mecanismo con el cual han sido provistos para comprimir el aire en su interior. Mientras que el compresor de pistón lo comprime gracias a giro de dos rotores (macho y hembra), el segundo lo hace a través de un pistón que realiza movimientos alternativos dentro de la cámara de compresión.

Comprar compresores de aire online

Ahora que conoces a profundidad el uso, funcionamiento, los tipos y la diferencias entre los compresores de aire más usados, ya puedes escoger el que mejor se adapta a tus necesidades. Pero aún no te hemos dicho dónde comprar compresores, pues bien te invitamos a conocer el catálogo que tenemos para ti, de las marcas más reconocidas y a los mejores precios del mercado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *